sábado, 10 de julio de 2010

PARA VOS


De a poco vuelven las palabras al verme reflejada en esa otra.

Esa otra que llora por amor, desengañada.

De a poco la bruma se disipa y vienen, en pequeñas oleadas, las ideas, al sentir a esa otra destrozada.

El brillo de sus ojos no es el mismo y el temblor de su boca, otrora anhelante, me hablan de dolor.

Qué ganas de decirle: ¡no lo vale!

Sin embargo, sólo el tiempo y la distancia la arrastrarán a otra orilla, su barco enfilará sus velas hacia un nuevo horizonte, despejado y rico.

Apenas dio sus primeros pasos en la comedia y cayó, sin estrépito.

Sé que es fuerte, que no bajará los brazos, y confío en que sus ojos de ese color tan indefinido, brillarán nuevamente.

La desazón la arrastrará hacia el pozo más oscuro, para resurgir convertida en mariposa, colorida y resuelta.

Las lágrimas que ruedan hoy por sus mejillas regarán la tierra donde crecerá, fuerte, la nueva semilla de la esperanza.

Y cuando otros brazos la envuelvan, sabrá que ése es su lugar en el mundo.

Y cuando otros labios la besen, sentirá morir y renacer en el mismo instante.

Para N.R.D.

1 comentario:

  1. intensa y poetica como siempre
    me encanta
    besos y a cuidarse del frio

    ResponderEliminar

¿QUE OPINAS? ¡QUIERO SABERLO!