domingo, 5 de junio de 2011

DOMINGOS




No me gustan los domingos
tienen gusto a fin que nunca termina
detesto sus sonidos, sus previsiones
su ausencia de azares posibles
nada bueno ocurre los domingos
más que las rutinas estériles.
He tratado de invertir la agonía seca
que ineludiblemente me llega lenta
una demoledora vez cada semana
como un hilo letal que se apodera
hasta de mi imprevisible inspiración.
He vencido algunos procurándome el misterio
de una mañana diferente, de un día infinito
saciado de emoción, de locura, de sorpresas
de orgullo, de carcajadas, de poemas.
Concibo los domingos de mi vida
con la sustancia de un secreto mayor y mejor
que los secretos todos del universo.
Tergiverso su adn profético
para que no muera mi capacidad de disfrutar
para que no duerma mi voluntad de sonreír
para que no despierte mi miedo de olvidar
Obstinados los domingos insisten en su atávico exceso sepulcral.
Caprichosa mi alma victoriosa insiste en su atávico deseo visceral.
Preludio, pasión y memoria de algo bello
a fuerza de arbitrio sintetizan ahora ese día.
Eludiendo mi convicción primera inevitable
condecoro mi manera de transmutarlos parcialmente.
Ya que al final del célebre viaje
el domingo es y será día de muerte.
El domingo es irremediablemente día de muerte
aunque negocie con él un tramo de mi vida.
Yo al menos moriré en paz un domingo
inmersa en un gran sentido de la oportunidad
convirtiéndolo a su pesar en un día distinto.






LAURA GIUDICI. "VIAJANDO SUEÑOS." Edit. Cultura Fusión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿QUE OPINAS? ¡QUIERO SABERLO!