miércoles, 2 de noviembre de 2011

COMPLEMENTOS


Acero y seda. ¿Cuál es cuál?
Él es fuerte, como un león, más detrás de su armadura de hierro se esconde la fragilidad de un alma herida. Transitando eternidades, escapando a la cárcel del tiempo él dejó de buscar. Si fuera un elemento sería el fuego volcánico contenido a punto de estallar. Sin embargo tiene también la libertad del viento en su espíritu, a veces huracanado, otras, brisa tibia que serena la existencia de ella.
Ella es suave, aparenta debilidad, más los golpes la tallaron a maza y humillación. A menudo se sintió insensible, fría y especuladora. Él vino para derretir sus muros de hielo, a rescatarla de la abulia del aturdimiento.
Él es complejo y lo profundo, ella es simple. Ella tiene miedo y lo dice, él tiene miedo y lo insinúa. Él es hermético para el mundo, a ella todos creen conocerla. Él se cansó de dormir con cuerpos vacíos, ella se cansó de buscar en los desiertos.
Hablan el mismo idioma, los ritos son importantes.
Ella le entregó su alma mucho antes de que él se diera cuenta, él la entregó a cuentagotas, temeroso al descubrir que derribaba sus defensas.
Se complementan, ya dejaron de buscar.
Se unieron en carne y lágrimas, se unieron en piel y sudor, en letras y palabras, en metáforas y libros.
Creen en lo mismo, eso que los une a pesar de las diferencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿QUE OPINAS? ¡QUIERO SABERLO!