miércoles, 17 de octubre de 2012

ARTISTAS MARPLATENSES


Hoy quiero compartir mi blog con un artista polifacético de Mar del Plata, a quien seguramente muchos conocen. Le dicen “el Turco”, aunque su nombre es Marcelo Sanjurjo, poeta y músico de mi ciudad.
Excelente guitarrista y pianista, además de tener una chispa especial para animar fiestas y reuniones. Él no lo sabe, pero  fui a verlo varias veces. Es más, hace muuuuuuchos años, participé fugazmente en uno de sus talleres de canto en la entonces Biblioteca Municipal, hoy Leopoldo Marechal. También fui a escucharlo a bodegones, cafetines y hasta fui a verlo al teatro en su ya clásico “Y el fútbol contó un cuento”, espectáculo que comparte con el genial Alejandro Apo. No me gusta el fútbol, pero en la voz de Apo y el Turco  me olvidé de ese detalle.
Arrancó allá por el año 1982 con un dúo, luego ingresó a un quinteto vocal mixto que luego devino en cuarteto, conocido más tarde como el grupo Bocacalle. Más tarde formó un dúo llamado Ramos Generales, grabó varios discos y participó de muchas giras, tanto como solista o en grupos.
Y es marplatense, y qué mejor que compartir acá su arte.
A Marcelo también le gusta escribir, es un delirio, me dijo, no tiene pretensiones literarias. Y yo le respondí que escribir tiene que ser un delirio, si es algo pensado no saldría bien, tiene que nacer, brotar…
Por eso quiero deleitarnos con uno de sus relatos que generosamente me envió y autorizó a publicar acá.
Se los dejo…


Cinco y treinta y seis de la mañana una conspiración urdida entre la vejiga la mala posición en la cama la disminución de melatonina hacen que me levante es un decir de la misma trato de no hacer ruido sin suerte tal como sucede desde hace unos veinte años bebo un vaso de agua tras cartón me deshago de cuatro o cinco piso el perro quien ejerciendo una falsa custodia de la propiedad privada yace junto al retrete en posición descanso entonces vuelvo al lecho no pudiendo conciliar el sueño me arrepiento de haber vuelto a acostarme con notorio esfuerzo particularmente localizado en rodillas hombros todo cuanto cruje procedo a reincorporarme encender la computadora previo llevarme por delante dos sillas una pelota que otrora fuera de paleta playera adviertiendo entonces que en el día de la fecha vaya a saberse por qué el teclado me impide usar signos de puntuación maldigo mi suerte de paso increpo verbalmente al clero en general al ceo benedicto no sé cuántas x en particular un clásico personal de herencia republicana comienzo a escribir entonces les explico desde siempre leo antes de dormirme leo lo que venga desde crimen y castigo hasta el prospecto del benadryl leo poco como si bebiera un buen vinito a sorbos lentos me duermo ahora estoy leyendo cuatro o cinco cosas a la vez es decir siempre hago eso con marcado éxito mientras lo pueda recordar como les digo estoy leyendo entre otros un libro del holandés cees noteboom titulado tumbas de poetas y pensadores un libro aparentemente triste porque sus personajes están todos muertos hoy día pero la biblia también es así no obstante sus seguidores cantan lloran de alegría entonces a mí me importa un carajo que en mi libro estén todos muertos porque a quienes recuerdo de cuando vivían no los voy a olvidar jamás respecto de los otros veré qué hago llegado el momento les digo que este señor noteboom viajó por todo el mundo con su señora esposa o andá a saber qué bastante menor fotógrafa ella retrataron tumbas de aquellos a quienes consideraban poetas o pensadores de ahí el título del libro cuentan anécdotas de los respectivos finados citan pasajes trascendentes de sus vidas vemos las tumbas juntitas de simone de beauvoir y sartre quien sostuvo alguna vez que las palabras son actos pero en este sencillo libelo reniego de eso que me disculpe el amigo jean paul procedo a sostener que las palabras son palabras los actos actos he dicho a mí por ejemplo me han manifestado que me querían llegado el momento no me quisieron traían la concordia dejaron treinta muertos en la plaza yo no fui yo tampoco a mí por qué me miran así sucesivamente quién sabe si no he cometido alguna vez tamañas indecencias no digo siquiera la de concordar están las tumbas de goethe borges pound beckett gauguin la de cortázar con una flor y una botella arriesgo onerosa de vino encima el otro día sin ir más lejos iba caminando por la calle gascón en la ciudad más o menos autónoma de buenos aires barrio de almagro almagro de mi vida cruzo un puente por debajo del cual pasa el ferrocarril diviso santuario en recuerdo de un pibe en vida llamado rafa que recibió algunos disparos policiales al aire de sus pulmones en ese lugar cayó muertecito sus amigos colo faca braian le hicieron un monolito con una caricatura todo vestido con la camiseta de almagro acaso prometieron venganza anoten también hay un recipiente en este caso uno un poco menos glamoroso es decir media botella de jugo mocoretá conteniendo un vino de seguro menos glamoroso también pienso qué notable que el autor de casa tomada cartas de mamá el perseguidor la noche boca arriba rayuela esa colaboración al acercamiento carnal de gentes de izquierda alzada no en armas ya quisieran sólo alzada tal vez haya intuido que rafa había tomado una casa acaso tuviera en sus bolsillos una carta de su mamá por qué no pasó la noche boca arriba después de ser alcanzado por sus perseguidores en un episodio que la prensa no dudará en denominar enfrentamiento y que consiste básicamente en un policía o casalito de ellos que tira tiros y personal civil de una patria por ejemplo ésta que recibe ese proyectil el cual a su vez transporta acaso sin saberlo mucho sudor esfuerzo empuje huevos odios por qué no todo eso que hacen las gentes para ganarse el pan traducido en monotributos impuestos y cargas públicas que vuelven entre otras cosas en balas entonces aparece el sargento gómez que tuvo un mal día porque la cuñada no lo invitó a la comunión de su hija no le asfaltan la calle boca juniors que no concreta el duelo por riquelme ya se sabe cómo terminan estas cosas mejor dicho no se sabe porque si se supiera se haría algo digo yo que tampoco hago nada y sólo asocio la tumba opulenta “rive gauche” de cortázar con esta catedral del desamparo que es el santuario del rafa en gascón y bartolomé mitre a gascón no lo tengo mucho pero mitre qué hijo de mil putas eh destruir así el paraguay ya que estamos son las seis y cuarto no tengo mucho que hacer salvo recordar que anoche fui a escuchar a una pianista con cara de felicidad de esa que se transmite tocó schubert brahms debussy piazzolla una sonata muy bonita no recuerdo autor un ginastera exquisito mientras escuchaba trataba de hacer poco ruido había pedido ensalada césar la trajeron con mucha lechuga mordía en los fortíssimos bebía en los pianíssimos gozaba de la música en un lugar un día un horario extraños a mí que me importa si estuvo lindo lindo terminó la pianista agradeció sonriente se retiró como suele ocurrir en estos casos alguien dijo bravo que es una palabra que se utiliza casi exclusivamente para lograr que los pianistas clásicos retornen luego de su faena  la pianista cumplió mandato retornó cagándose en el repertorio clásico universal en la mirada clásica universal en el universo mismo tocó hermosamente la yumba de pugliese aplicando golpes de puño reiterados sobre el sector izquierdo del piano según se enfrenta el instrumento el cual accedió sin chistar a la golpiza divina la pianista terminó su tarea desapareció yo pensaba en qué otro lugar del mundo se está produciendo este milagrito de ir a escuchar debussy la yumba comer una ensalada césar con quienes amo eso es la música eso es qué importancia tiene por ejemplo wagner estuvo prohibido en israel porque hitler gustaba de su música también gustaba del strudel nadie prohibió el strudel jamás así estamos la música es más importante que el strudel según criterio aplicado es decir lo prohibido es más inquietante por eso está prohibido no sé habría que preguntarle a wagner o acaso al inventor del strudel a hitler mejor no ahí mismito me dije esto es decir este instante musical puede estar sucediendo en cualquier lugar pero cuidado porque en ocasiones tengo ataques repentinos de antiimperialismo terminal y digo ahora en damasco siria resulta que hay un boliche así exactamente así un clon la pianista termina de tocar debussy alguien grita bravo en vez de la yumba vuelan todos a la mierda porque el sargento bill fitzpatrick del regimiento de caballeria motorizada 26 de illinois destacado en las afueras de damasco recibió un mail de su hijo menor obeso mórbido timmy anunciándole que los rompeportones de minessotta se fueron al descenso fitzpatrick murmura shit recuerda vagamente el tibio recibimiento que sus vecinos tributaran a su padre al regreso de vietnam dentro de una bolsa negra símil consorcio arranca con el helicóptero a vengar esa afrenta esas afrentas en eso se parecen mucho las policías digo yo recordando al sargento gómez balas más balas menos menos mal que gómez no tiene helicóptero a disposición no es que no tenga es que no anda pero no vamos a internarnos ahora en los dilemas presupuestarios de los países emergentes emergentes de qué me pregunto sin pretensión alguna  volvamos a lo nuestro son las siete menos diez tendría que afeitarme pero no logro hacer coincidir la presencia de la crema de afeitar con la maquinita propiamente dicha me ha pasado de tener la cara embadurnada de espuma tener que quitármela por ausencia de maquinita o viceversa tener que afeitarme utilizando jabón sufriendo ardores faciales dicho así parece que peno por no afeitarme pero realmente peno en estos momentos otros rafas otras pianistas sirias están volando por los aires me doy pena de penar por una afeitada que carece de los elementos mínimos pero a vivir se ha dicho lo que pasa es que ya lo dijo juan gelman toda poesía es hostil al capitalismo yo lo creo sinceramente trato de vivir poéticamente en ese sentido lo más lejos posible dirán los coquetos lo menos cerca de ese modelo de dominación emocional que es precisamente el capitalismo resisto todo lo que puedo pero me gustan algunas cosas aunque hago notables esfuerzos por vivir en estado de despojo progresivo también me compré un pantalón el otro día qué se creen ya son las siete y cuarto la bolsa de valores de tokio arroja sus primeros números al mundo nunca sé si cuando baja el índice nikkei es bueno o malo por lo menos para mí y mis afectos aunque déjenme intuir que subiendo o bajando siempre es para mal perdón por el pesimismo pero estoy leyendo un libro sobre tumbas así es muy difícil ser feliz no me entrego de todas maneras sé que la belleza colorea este mundo cálido brutal pródigo inasible como dice mi amigo ricardo son palabras hermosas contundentes es verdad pero de eso vivimos y esas palabras decimos en tal caso ahí reside nuestra hostilidad aunque en realidad ricardo las agrupó un día para referirse a la américa que encontró mi abuelo avelino al llegar se sorprendió claro pero le duró poco la sorpresa porque tuvo que ponerse a trabajar redujo la lucha de clases finalmente al combate contra las hormigas que asolaban sus tomates incluso pasado un tiempo y confiado como era creyó en los bancos claro lo cagaron entonces reconsideró su violencia contra las hormigas tal vez pensando que había sido injusto con ellas que merecían algún que otro tomate si acá hay para todos dijo que lo parió son las siete y veinticinco no sé si me falta la crema o la maquinita algo me falta seguramente aplomo es lo que me falta eso aplomo coraje también para asaltar un banco vengar a mi abuelo tal vez algún día ose cómo defiende el sargento gómez a los bancos se dará cuenta rafa no estaba asaltando exactamente un banco ni nada parecido estaba sentado fumando era morocho feo casi como gómez pero sin obra social ni cobertura corporativa por ahora celebremos pues la bala nos ahorró a todos un episodio futuro de asalto con toma de rehenes justo en este momento cortan la calle qué pasó qué pasó parece que hubo un tiroteo puta madre abran la calle no llego al banco habrà que agradecerle a gòmez felizmente le tengo pánico a los bancos lo que usted tiene se llama bancofobia me dijo un famoso terapeuta alternativo instantes antes de abrir un sobre tirarse del balcón perdió todo qué lindo voy a hacer mi quinta tendré hortalizas trabajaré la tierra no tendré balcón apto para tomar decisiones extremas en fin regaré mis tomates si acaso hiciera falta daré permiso a las hormigas a participar de la fiesta en nombre de mi abuelo mi otro abuelo martiniano fue muy maltratado por las casas de juegos de azar todo te lo di todo lo perdí me jugaba al ajedrez por plata tendría yo ocho años no sabía nada de ajedrez me ganaba siempre una vez hizo como que perdió ahora me doy cuenta mi abuelo martiniano era un banco ocho menos veinte a trabajar se ha dicho pero a quién se le ocurre. MARCELO SANJURJO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿QUE OPINAS? ¡QUIERO SABERLO!